twitter

Traductor


Según algunos datos, el 85% de los testigos de acoso escolar no denuncian la situación, lo cual refuerza la conducta violenta del acosador.

Anti Bullying

Esta situación es realmente preocupante, de ahí que entidades como Canarias estén implementando programas anti bullying en sus escuelas.

Entre otras cosas, un buen programa anti bullying incluye una verdadera disciplina respecto a las normas del centro escolar, es decir, "no basta con que existan reglas, hay que dárselas a conocer a los alumnos y hacerlas cumplir", apunta la especialista Isabel Santana, quien destaca que los niños y adolescentes suelen enterarse de la existencia de una determinada norma cuando se les castiga por haberla quebrantado.

También es recomendable llevar a cabo "asambleas" dentro de las aulas, donde los alumnos encuentren un espacio de debate, opinión y participación sobre todo aquello que les preocupa. Un espacio que debe hacerse extensible a los padres, con los que los responsables del centro deben realizar reuniones periódicas.

Los expertos destacan la relevancia del papel de los profesores, quienes "siempre" deben estar "muy atentos" a los alumnos con factores de riesgo tanto para ser víctima de acoso como para desarrollar una conducta agresiva.

De hecho, según explican los especialistas Isidoro Sánchez e Isabel Santana, la mayoría de los docentes no suelen dar importancia a las primeras señales que delatan la existencia de bullying, fundamentalmente porque carecen de la formación básica para discernir entre un verdadero acoso y una agresión puntual -como por ejemplo, una novatada-. "Hoy día los profesores, que tienen a su cargo muchos alumnos y responsabilidades, se enfrentan a una situación ante la que no saben qué hacer", puntualizan.

Por otro lado, el adulto que ha sufrido acoso durante la infancia suele tener tendencia a la depresión, padecer estrés postraumático, ansiedad y aislamiento social, entre otras patologías nerviosas. Además, habitualmente la víctima del acoso escolar tiene todas las papeletas para ser una futura víctima de mobbing (acoso laboral).

No obstante, también puede "pasarse al bando contrario" y convertirse de mayor en un verdadero acosador, después de haber aprendido que la violencia crea líderes sociales y logra evitar el rechazo.

Por contra, está demostrado que aquella persona que en su etapa escolar tiene un comportamiento violento, de mayor presenta inestabilidad laboral, suele maltratar a su pareja, delinquir, resolver los conflictos con violencia y tener adicciones.

De ahí la importancia de un programa anti bullying, lo cual se ha comprobado, reduce hasta en un 40% los casos de acoso escolar.

1 comentarios:

  1. Este artículo es muy bueno pero como en otros más que he leido no da soluciones ni recomendaciones a los afectados de que hacer en diferentes casos. Les recomiendo que agregen como es el programa de anti bulling y den algunos consejos en cuanto a que hacer en estos casos.

Publicar un comentario en la entrada