twitter

Traductor



ACOSO CIBERNÉTICO



El acoso cibernético o cyber bullying, ha complicado más el problema del Bullying en los últimos años.




Anteriormente, el acosado podía tener por lo menos algunos momentos de paz al salir de la escuela y regresar al hogar; pero hoy día, gracias a la tecnología, el bullying se extiende 24 horas por medio de las redes sociales como el Facebook y el Twitter, o bien a través de los celulares.

Así le pasó a Jacqueline (nombre cambiado), quien sufrió acoso cibernético cuando menos se lo esperaba.

Cuando Jacqueline entró a secundaria decidió hacerse amiga de las niñas más populares de la escuela. Al principio todo iba bien, hasta que en una fiesta sus "amigas" le tomaron una foto mientras se besaba con un chico que le gustaba, ella subieron la foto al Facebook con una leyenda que decía "soy una zorra". La pesadilla de Jacqueline comenzó.

Jacqueline comenzó a ser hostigada y amenazada las 24 horas del día, tenía pánico de conectarse a Facebook y recibía toda clase de mensajes al celular.

Otro caso es de una niña húngara que un día comenzó a sentir el rechazo de todos sus compañeros de escuela sin razón alguna... o eso creía. Resultó que alguien había abierto un perfil falso de Facebook con su nombre y datos, en el cual se dedicaba a insultar a los alumnos del plantel.

Un ejemplo más, el de un chico a quienes los "amigos" le tomaron videos vergonzosos y los subieron a Youtube en donde estuvieron por cerca de dos años y medio. Cuando finalmente el muchacho afectado decidió denunciar y contar todo a sus padres, los victimarios argumentaron que "no pensaron que los papás y la policía vigilaran ese sitio".

Los aparatos tecnológicos -dice un especialista- pueden ser peligrosos, ya que permiten el anonimato, facilitan la venganza y es fácil hacerse pasar por otra persona.

No hay muchas estadísticas respecto al acoso cibernético debido a que es fenómeno relativamente reciente, además pocos casos se denuncian.

Por ejemplo, en México, D.F. se escuchan todos los días de casos de acoso cibernético en las escuelas, son muchos los testimonios de niños agredidos sistemáticamente a través de las tecnologías, y sin embargo, durante 2011 sólo hubo 39 denuncias. La Policía Cibernética (órgano establecido para investigar cualquier tipo de delito cibernético), recibe alrededor de 222 denuncias al año EN TODO EL PAÍS. Sólo el 1% de los casos son denunciados y las víctimas no suelen decir nada ni a sus familiares más cercanos.

Acosar a un niño en el ciberespacio es fácil, defenderse no. El único remedio es no guardar silencio y contar todo a padres y maestros; pero tampoco es tan sencillo, los profesores tienen que estar capacitados para hacer la intervención de la manera correcta y deben contar con el apoyo de las autoridades escolares y los padres de familia.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada