twitter

Traductor


En cuanto al bullying físico y psicológico, no es propiamente que existan diversos tipos de bullying, a final de cuentas el bullying es un fenómeno de acoso y abusos sistemático. La forma en que se lleva a cabo ese maltrato es la que tiene algunas variaciones según el sexo y la edad del agresor.


BULLYING FÍSICO Y PSICOLÓGICO


Por esa razón, cuando hablamos de bullying físico y psicológico, nos referimos en realidad a dos modalidades de abuso dentro del fenómeno del bullying: el maltrato físico, y el maltrato psicológico.

El maltrato físico es evidente: empujones, golpes, puñetazos, bofetadas, "juegos" bruscos (como el caso en donde entre varios chicos aventaron al aire a un muchacho y finalmente lo dejaron caer al suelo), "encerrones" en botes de basura o salones, jalones de cabello, torceduras de extremidades, etc.

El maltrato psicológico es el que se suele "normalizar" con mayor frecuencia, es decir, pasa desapercibido porque muchas veces los niños y jóvenes ya traen una carga desde sus hogares en donde sus propias familias (padres, hermanos, primos, etc.) se les trata con palabras altisonantes, insultos o apodos, cuya gravedad se minimiza con frases como "es de cariño", "las peleas entre hermanos son normales", "los padres deben regañar a sus hijos", etc.

De manera que al llegar al ámbito escolar, hay acciones que se consideran normales y no tan graves, que pueden subir de intensidad sin que la persona agraviada se de cuenta pero que sí causan ansiedad, estrés, tensión, baja autoestima. Ejemplos de este "bullying psicológico": insultos, "ley del hielo" (un grupo que deja de dirigirle la palabra a una persona específica), aislamiento, apodos ofensivos, comentarios negativos hacia la apariencia y personalidad (forma de vestir, de hablar, de pensar), burlas públicas.

Generalmente, el bullying que incluye maltrato físico es más usado por los varones debido a la cultura machista existente en muchas culturas, que induce modelos de masculinidad violentos: los hombres tienen que ser fuertes, demostrar su fortaleza ganando en peleas físicas (con golpes, en ocasiones llegando hasta la muerte), contestar con empujones y puñetazos cuando alguien les insulta, demostrar que son hombres a costa de humillar a sus compañeras mujeres u otras féminas de su entorno (madres, hermanas).

En cambio, el bullying que incluye maltrato psicológico es más usado por las mujeres, también por la cultura machista que las minimiza: está mal visto que una mujer se pelee a golpes con los varones, gritar, decir palabras altisonantes, utilizar en exceso su fuerza física. Por esa razón, recurren más al maltrato "sutil": el aislamiento, cortar la comunicación, atacar la apariencia, insultar públicamente y en privado.

Aunque hay otro tipo de agresiones que también se presentan dentro del fenómeno del bullying, el abuso físico y psicológico es el que más se presenta debido a la edad, puesto que se trata de niños y jóvenes en su mayoría entre los 9 y 14 años.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada