twitter

Traductor


Para frenar la violencia en las escuelas, es necesario implementar un plan de acción que implique toda una reforma en la enseñanza y organización de la escuela. Esta reforma debe desarrollar la empatía en los alumnos.

Empatía

La empatía es la capacidad de ponerse en los zapatos del otro, y comprender los sentimientos de los demás.

Cuando los profesores y alumnos desarrollan empatía hacia los demás, la violencia y la agresión se eliminan automáticamente.

Para eliminar la violencia en las escuelas, no es suficiente con aplicar medidas correctivas, sobretodo cuando ya se tiene un caso de acoso escolar. Es obligatorio modificar el trato de los miembros de la comunidad escolar, incluyendo a los profesores y personal administrativo. Lo cual significa, que la empatía no sólo es una habilidad que deban aprender los alumnos, sino el personas escolar también, para lo cual es necesario el compromiso de las autoridades escolares para lograr esta meta.

Cuando decimos que la educación que impartan los profesores debe ser empática, queremos decir que se deben tomar en cuenta los sentimientos de los alumnos y no sólo sus calificaciones.

Generalmente en la educación tradicional se le da mucho peso a la parte académica, lo demás se considera como problema personal del alumno. En este tipo de educación no se le da ninguna importancia al ánimo del alumno, ni si tiene problemas en casa o con otros estudiantes; lo que importa es la calificación que obtiene en un examen o trabajo. Lo cual también da cabida a estereotipos como el del "consentido del maestro" cuando se habla de niños que siempre sacan buenas calificaciones.

Este tipo de ambientes son propicios para la violencia, tanto entre compañeros como de los profesores hacia los estudiantes. Por lo tanto es necesario que el maestro, en vez de ser una autoridad académica, se convierta en un guía (en todos los sentidos) para el estudiante. Ser guía significa ser un modelo a seguir, un ejemplo no sólo con respecto a la disciplina, sino al trato hacia mi prójimo.

Los espacios fuera del aula también tienen su importancia, deben ser considerados lugares de convivencia entre todo el personal escolar, no sólo los alumnos. La escuela debe funcionar como una comunidad, no sólo como un lugar en donde los estudiantes van a sentarse a una banca para escuchar instrucciones. Por supuesto, los padres de familia deben estar involucrados y colaborar con la escuela.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada