twitter

Traductor


Quizá una de las cuestiones más graves que se obvian cuando se habla de bullying y acoso escolar, son las consecuencias que se presentan... para el propio agresor.

delincuentes juveniles

Recordemos que los agresores son niños a final de cuentas, pequeños seres humanos que están en una época de formación en sus vidas y que están aprendiendo que todo lo pueden conseguir por medio de la fuerza y la intimidación.

No sólo son agresivos y contestatarios con sus compañeros de clase, sino también lo son con las propias autoridades escolares.

Al no tener ningún respeto por la autoridad, excepto por aquella que le puede ganar en fuerza, estarán retando continuamente los límites sociales.

Un agresor u acosador, tiene muchas probabilidades de convertirse en un delincuente en el futuro, además de desarrollar varias adicciones. Se convierte en problema para él mismo y para la sociedad, todo porque nadie lo detuvo durante su infancia o juventud.

El destino de los agresores es poco discutido, y si las consecuencias son graves para las víctimas no lo son menos para los acosadores.

Cuando las autoridades minimizan el problema del abuso escolar, no sólo dejan desvalidas a las víctimas, sino que también están promoviendo la creación de futuros delincuentes que acabarán en las cárceles por robo u homicidio, sólo porque nadie le puso un límite.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada