twitter

Traductor


Los niños que son víctimas de bullying pueden caer en una fuerte depresión que termina en suicidio o intento de.



Tal fue el caso de un chico de 14 años que ingresó al Instituto Nacional de Pediatría (INP). El muchacho era tartamudo, muy tímido, usaba lentes. Había sufrido tal acoso, burlas y maltrato en la escuela, que una noche decidió tirarse por la ventana.

Sin embargo, existen otros casos en donde el chico agredido se convierte a su vez en agresor.

Así le pasó a una joven madre de 18 años que había sufrido maltrato en su casa y en la escuela. Poco agraciada, gorda, muy morena y desaliñada, era presa de constantes burlas y vejaciones de sus compañeros de la secundaria: una vez le pegaron 20 chicles en el pelo. Dejó la escuela, sufría de una gran depresión e inseguridad; luego de diversas parejas sexuales se embarazó, y repitió en su hijo el mismo patrón de agresiones a tal grado que el menor fue ingresado en el hospital por diversas contusiones en el cuerpo, el bebé tenía menos de un año.

El bullying tiene severas consecuencias, no sólo para el afectado sino también en terceras personas. Como vemos, no es "cosa de niños".

3 comentarios:

  1. http://www.facebook.com/home.php?#!/cosa.deninos?v=wall

  1. auchhh

  1. ME GUSTO MUCHO ESTA PAGINA FELICIDADES BUEN TRABAJO.

Publicar un comentario en la entrada