twitter

Traductor




En estos días se estrenó la cinta "The Karate Kid", el remake de la vieja película con Ralph Macchio y Pat Morita.

La historia de la primera película está basada en un hecho real, en donde un niño era víctima de bullying en su escuela. Cuando comenzaron las agresiones el niño se lo contó a su mamá, y ella -preocupada por la seguridad de su hijo- lo metió a clases de karate.

Sí, para el niño fue la solución, nadie más se volvió a meter con él pero... ¿qué hay de aquellos niños que no cuentan con la habilidad para estudiar artes marciales? ¿o que sus padres no se pueden dar el lujo de pagar esas clases?

Muchos padres enseñan: "Si te pegan, pégales". Si el niño tiene fuerza suficiente será afortunado; pero si no, entonces el remedio es peor que la enfermedad, porque el chico quedará humillado y los ataques aumentarán.

El dicho "Si te pegan, pégales", no hace más que reafirmar que la conducta violenta está bien y que aquéllos que son golpeados se lo merecen por no defenderse; en donde el verbo defender adquiere el significado de "golpear... y ganar".

La realidad es que nadie tiene por qué sufrir agresiones, tanto si puede "defenderse" de ellas como si no. Nadie merece recibir golpes e insultos.

Por cierto, si alguien está interesado en ver la nueva película The Karate Kid on line, la pueden ver aquí:





0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada